Nuestra filosofía

El poder transformador del arte

El poder del arte

En Antenna buscamos inspirar a través del poder transformador del arte generando experiencias que expandan el pensamiento.

El arte está aquí, a la mano, todos los días y a cada momento.
Emerge como pensamiento y expresión de la mano de creadores potentes y provocativos que plantean preguntas trascendentes sobre quienes somos y nos invitan a reconocernos como parte de una sociedad colectiva.


El arte es más que una forma material, es la expresión creativa de lo humano que continuamente está captando y transmitiendo la escencia de nuestra cultura.
El arte es un disparador de preguntas que se mueve entre medio y dentro de nosotros.
En Antenna buscamos inspirar a través del poder transformador del arte generando experiencias que expandan el pensamiento.

 

La obra de arte

El poder de la obra de arte radica en su capacidad de tocar simultáneamente nuestra percepción, intelecto y emociones: a su contacto nos transformamos como personas, aprendemos nuevas formas de mirar, vivir y relacionarnos.


La obra de arte no se presenta como conclusión acabada ni saber establecido, sino como un estímulo para la reflexión y la experiencia personal.
No  basta con  ser  un observador  atento  de las  creaciones  artísticas: la  transformación  ocurre cuando  nos  relacionamos con  la  obra con  el  cuerpo, el  corazón  y la  cabeza.  De hecho, la  obra  de Arte  Contemporáneo  emerge como  producto  de esa  relación:  solo existe  y  tiene sentido  en  el momento  en  que alguien  la  experimenta. Es ahí,  en  ese diálogo  abierto  y recíproco,  donde  cobra su  total  sentido.

La fuerza de la comunidad

Somos una comunidad de personas amantes del arte, personas diversas y curiosas, que se reúnen para abrir sus mentes a nuevas formas de ver el mundo, entendiendo que para desarrollar nuestra cultura debemos apoyar y participar en el arte.

Hacemos visible y abrimos conciencia sobre nuestra identidad cultural, nuestro patrimonio y quienes somos como habitantes de esta parte del mundo.


Creemos que un sector artístico y cultural fuerte es signo de una sociedad que evoluciona; es algo universalmente enriquecedor que le aporta valor a los artistas, a los individuos y a las instituciones.

 

El arte nos hace bien

A lo largo de la historia, el arte ha sido fuente de creación, inspiración y belleza, pero también vehículo de transmisión de conocimiento, cosmovisiones, valores y realidades.


El arte transforma nuestra manera de relacionarnos con nosotros mismos, con la vida y con los demás.
Las artes visuales nos enseñan que no hay una sola respuesta correcta, que puede haber diferentes perspectivas sobre un mismo tema o situación y,  lo que  es  más importante,  a  sentirnos cómodos  con  esta situación.
Estimulan nuestros sentidos, nos enseñan a observar, a aprender  de  nuestros errores,   a  fomentar y  validar  nuestra inclinación  hacia  la exploración  y  la experimentación.

Los  artistas  a través  de  sus obras  como  en un  espejo  nos van  mostrando  como somos  donde  estamos de  que  vivimos que  nos  importa que veneramos  que  despreciamos hacia  donde  nos dirigimos.    Gabriela  Mistral

Filantropía Activa

La filantropía tiene que ver con pulsiones y motivaciones profundas que llevan a un sentido de trascendencia, a través de una entrega desinteresada.


La filantropía es una inversión a largo plazo, es la construcción de un futuro compartido.
El  sistema del  Arte  sólo puede  funcionar  y desarrollarse  en  la medida  en  que la  gente  asume y  valora  la creatividad  como  un ámbito  fundamental  de sus  vidas.

Las  acciones concretas  de  apoyo y  filantropía  surgen como  efecto  de una  experiencia  con el  Arte  personal y  cotidiana.

 

Pensamiento Creativo

El  pensamiento creativo  influye  directamente sobre  nuestro  cerebro, generando  nuevas  conexiones neuronales  y  alumbrando insospechados  escenarios  para la  vida  cotidiana y  social.  Ya  lo  dijo Albert  Einstein:  La mente  que  se abre  a  una nueva  idea,  nunca vuelve  a  su tamaño  original.


Una  mente creativa  es  una  mente  flexible,  que se  aleja  de rigideces  y  prejuicios, amplía  su  horizonte de  mirada  y logra  autonomía  y libertad para  actuar  en el  mundo.


Se  trata de abrirnos,  soltar  ideas preconcebidas  y  estar dispuestos  a  internarnos en  el  terreno de  lo  desconocido. Es  necesario  renunciar por  un  momento a  juzgar,  evaluar, medir  y  clasificar. El  Arte  requiere una  entrega.