CAZÚ ZEGERS

La naturaleza es la principal fuente de inspiración de la arquitecta chilena Cazú Zegers, cuyo trabajo explora permanentemente la integración del arte y la arquitectura. Su casas y obras se destacan por la búsqueda de nuevas formas en sintonía con el paisaje, dando vida al concepto de geopoética, que entrelaza poesía y territorio.

Reconocida internacionalmente, ha sido creadora de grandes proyectos, entre ellos su residencia, lugar de nuestra visita, conocida como la “Casa Soplo”. Basada en una escultura curva y metálica del artista estadounidense Richard Serra, Zegers diseñó su vivienda, situada a los pies del cerro Manquehue. “Soplo” alude a la capacidad que tiene la casa de dejarse atravesar por el viento, encauzándolo a través de la ondulación laberintosa de sus muros. En su interior, la experiencia del habitar es un continuo fluir. El recorrido por el frontis no se ve interrumpido por separaciones, lo que permite una amplia apreciación del paisaje.

“El gran desafío de los sudamericanos es habitar un territorio salvaje sin desmitificarlo ni destruirlo”, afirma Zegers, quien ganó el Gran Premio Latinoamericano de Arquitectura con la primera obra que le encargaron en 1993: “Casa Cala”, ubicada en el sur de Chile e inspirada en la compleja geometría de la flor del mismo nombre.

Registro fotográfico: Felipe Ugalde.