EL LEGADO DE FÉLIX MARUENDA

En medio de la naturaleza y rodeado de árboles, se encuentra la casa y taller del fallecido escultor chileno Félix Maruenda. Gracias a la gestión de su familia, este espacio se transformó en un museo abierto que pretende mantener el legado y trabajo del artista.

Junto a su viuda, Graciela Córdova y sus hijos Joaquín, Valentina y Manola Maruenda, recorrimos un viejo galpón restaurado que conserva las maquetas, esculturas y herramientas de su padre, introduciéndonos en el mundo de volúmenes y materialidades de este artista, quien además, utilizaba su obra como medio de protesta y denuncia contra la crisis político-social que vivía el país en aquellos años. "Félix amaba su trabajo... Él era una persona consecuente que iba de frente y denunciaba la injusticia", nos reafirma Graciela.

Dirección: Museo Félix Maruenda · Camino La Obra, parcela 24A-2, Buin.

Registro fotográfico: Pablo Fattori.