MÁXIMO CORVALÁN-PINCHEIRA

Visitamos la casa y taller del artista Máximo Corvalán-Pincheira, quien en una conversación con la doctora, académica e investigadora del arte Carolina Herrera Águila, develaron los motivos detrás del trabajo de este artista chileno.

Como reflejo de su propia historia, la producción de obra de Corvalán-Pincheira comienza a explicarse desde el exilio de su familia, hecho que ocurrió el mismo año de su nacimiento. Inquieto desde pequeño, la movilidad por diferentes países construyó indudablemente una forma de particular de observar, pensar y crear, que desde el año 2002, se ve reflejado en sus particulares obras, mezclando materiales como huesos, neones o mapas, que suscitan profundas reflexiones en torno a la sociedad. Con una cuidada propuesta estética, que según bajo sus palabras "...Busco un concepto que me interesa, luego escojo diferentes materiales y los pongo en contraste o tensión. No puedo ser indiferente a la contingencia política o a cuestiones de poder, porque me gusta observar lo que estas cosas producen en el ser humano y desde mi condición como artista, llevarlo a metáforas desde el arte, lo lúdico o la ironía..." explica sus motivaciones, invitándonos a entender la forma en que critica y observa las problemáticas de nuestra sociedad.

Dirección: Seminario 531, Providencia.

Registro fotográfico: Valentina Osnovikoff