El arte es infinito


12 agosto, 2020 Por antenna

En Noticias
12 agosto, 2020
En Noticias
Por antenna

En estos contextos, radicales y transformadores, Fundación Antenna ha tenido un norte claro, pues sabe que las artes y la cultura son los espacios de libertad y de diálogo que se requieren para reflexionar y encontrar bienestar. Es por esto que hoy más que nunca seguir adelante con su misión se ha tornado en una responsabilidad social y en un compromiso con las personas, donde el apoyo y participación de la comunidad de socios Antenna ha sido vital.

Soledad García Huidobro. Revista MasDeco La Tercera

Una labor dedicada, profunda y con instancias que difunden nuestra identidad cultural como país es lo que hace Fundación Antenna. Este 11 de agosto celebra cinco años con una comunidad sólida de más de 500 personas entre socios, colaboradores y alianzas, además de abrir los canales propicios para compartir el contenido generado con quienes viven y respiran el arte chileno.

Cuando hace cinco años Constanza Güell, Elisa Ibáñez y Alfonso Díaz formaron Antenna recibieron todo tipo de comentarios que decían que en Chile no había buenos artistas y espacios, que muy pronto se les agotarían los contenidos. Existieron muchas dudas provenientes del mundo del arte y de la sociedad misma.

“Estaba la impresión de que a la gente en nuestro país no le interesaba el arte chileno. Nosotros decíamos que no era falta de interés, sino falta de conocimiento y espacios de encuentro en torno a nuestros artistas y arte”, dice Alfonso Díaz, director y fundador de Antenna.

Entre tantas opiniones que recibían, ellos tenían una certeza: el arte es infinito.

Las cifras lo comprueban: a la fecha han realizado más de 240 encuentros con artistas en 125 espacios de arte como museos, centros culturales, galerías, talleres de artistas, colecciones públicas y privadas, entre muchos otros. Además han desarrollado proyectos apoyando el trabajo de artistas, arquitectos, curadores, museos y participaciones nacionales en importantes eventos mundiales, siendo ya más de 25 iniciativas desarrolladas en colaboración con el mundo público y privado.

“Hemos implementado acciones que fueran coherentes con el quehacer de las empresas y que al mismo tiempo tuvieran un impacto relevante en el mundo del arte”.

Gracias a estas alianzas y la comunidad de socios han apoyado importantes proyectos como la Bienal de Artes Mediales de Santiago, a Voluspa Jarpa en la Bienal de Arte de Venecia y su individual en el Museo Malba de Buenos Aires, y a Smiljan Radić en el desarrollo y edición de su primer libro monográfico: “Obra Gruesa”, hecho en alianza con Ediciones Puro Chile y Hatje Cantz.

Claramente el escenario mundial y específicamente cultural nacional ha cambiado en cinco años, y ha tenido un acelerador en los últimos meses frente a la crisis multisistémica que los llevó a readaptarse y responder a las nuevas necesidades.

“En estos contextos, radicales y transformadores, Fundación Antenna ha tenido un norte claro, pues sabemos que las artes y la cultura son los espacios de libertad y de diálogo que se requieren para reflexionar y encontrar bienestar. Es por esto que hoy más que nunca seguir adelante con nuestra misión se ha tornado en una responsabilidad social y en un compromiso con las personas, donde el apoyo y participación de la comunidad de socios Antenna ha sido vital”, cuenta la directora y fundadora de Antenna, Constanza Güell.

Dos instancias distintas de las acciones de Antenna: El libro “Obra Gruesa”, que recoge el trabajo del arquitecto Smiljan Radić, y visita guiada a la exposición “La Memoria, la Historia, el Olvido”, de Samy Benmayor, en el Museo MAVI este 2020.

Evolución cultural

Están seguros del poder transformador de las artes y la cultura. “La parte compleja está en si seremos capaces de unir las voluntades que se requieren para hacer algo a nivel país y que no tome muchos años. Porque la urgencia que tenemos es real y por lo tanto hay que actuar ya”, cuenta Elisa Ibáñez, directora y fundadora de Antenna.

Por su parte están tranquilos y confiados porque cuentan con todas las herramientas y conocimientos para hacerlo, han probado las distintas metodologías e implementado sólidos canales de difusión.

“La comunidad se siente parte del proyecto y están todos los ingredientes para que el micelio empiece su expansión”, comenta Elisa Ibáñez.

A cinco años de su creación se dan cuenta de que todo nace en la comunidad. “Gracias a ella la fundación existe y gracias a ella han nacido una serie de acciones y proyectos. Su potencial filantrópico es enorme, no solo por los recursos económicos; cada socio aporta también su propio conocimiento y redes. Es como un tejido”, comenta Constanza Güell.

“Antenna se ha consolidado como una organización que propone nuevas maneras de acercar y expandir el arte en nuestro país. Somos un mediador y conector entre el arte y la sociedad en Chile”,

comenta Alfonso Díaz.

Este año comenzaron con uno de sus proyectos filantrópicos más importantes a largo plazo: Onda, una plataforma gratuita, transversal y colaborativa que busca ampliar la relación de las personas con la cultura.

“Onda es el medio para llegar a todas las artes y ampliar la red de colaboración con el mundo cultural. También es una manera de facilitar el acceso a la cultura y democratizar su consumo. Onda es una agenda online gratuita que ofrece panoramas culturales en todo Chile y un espacio de difusión para creativos en más de 12 disciplinas”, dice Elisa Ibáñez.

Antenna revivirá su primera sesión con una transmisión en vivo a través de su canal de YouTube, este martes 11 de agosto a las 21:00 h, donde todo el público tendrá la oportunidad de disfrutar de una entrevista con el reconocido artista Iván Navarro, quien luego hará una obertura musical realizada por Colombina Parra.