Más allá de la obra: Nicolás Grum.


8 octubre, 2020 Por antenna

En REFERENTES
8 octubre, 2020
En REFERENTES
Por antenna

“La imagen hace que las palabras se descascaren, que pierdan la compostura mientras cae su sentido y su origen, la imagen descubre la farsa (…) a través de la exposición de una zona peligrosa, zona de vestigios, de memoria y de personas”.

Lucía Egaña Rojas

Los Dominados / Nicolás Grum / Vídeo duo canal / Color, 4K / 34 min


Descríbenos tu práctica artística

Entiendo mi trabajo desde la perspectiva de las críticas sociales, como un espacio que permite dar cabida a situaciones o historias que no están necesariamente presentes en nuestro entorno, o que si lo están, es desde una mirada muy estrecha y oficial.

Creo que lxs artistas deberíamos pasar mucho menos tiempo relacionándonos con otrxs artistas y los espacios de arte y mucho más tiempo inmersos y contaminados con el resto del mundo y la sociedad. Pienso que unx artista es mucho más valiosx, punzante y transformadorx cuando busca hacer vínculos con una comunidad, que cuando busca hacer vínculos con la propia institución del arte.

Me interesa poner en entredicho, hacer dudar, incomodar e ironizar sobre aquello y aquellxs que ostentan el poder. Tengo claro que el arte no es la roca que destruirá a Los Viejos Estandartes, pero sí creo firmemente que puede ser la piedra en el zapato de todxs lxs soldadxs y defensorxs del régimen global en que vivimos.

El gran pacto de Chile / Nicolás Grum / Técnica mixta / 51x51x51cm / Fotografía: Miguel Navarro


¿Cuáles son tus referentes artísticos más importantes y por qué?

Siempre me ha molestado hablar de referentes, nunca he tenido una respuesta muy sólida al respecto y por lo general me cuesta ponerme en esos lugares. Soy verdaderamente malo contestando sobre mis músicxs preferidxs, películas, novelas, lugares etc. Por lo demás, me sucede que estas personas influyentes van cambiando en la medida que mis propios intereses se modifican. No obstante lo anterior, diría que uno inamovible ha sido Duchamp, un artista que valoraba la improductividad, cuya obra completa cabe en dos salitas de un museo, que cultivó polvo, se trasvistió y trabajó en secreto y de espalda al mundo del arte durante gran parte de su vida.

Gabriel Orozco se me apareció siendo yo aún joven y me dio una mirada local desde la Latinoamérica en un momento donde mucho de lo que hacía era consumir arte gringo y europeo hojeando revistas internacionales desde el privilegio de la biblioteca pontificia. Internet ya existía, claro está, pero aún estaba lejos de tener algo de influencia en el mundo del arte.

Dan y Lia Perjovschi, a ella tuve la suerte de conocer de forma casual en la Bienal de Timisoara en 2019, ambos me entregaron una conciencia sobre el poder y los alcances que puede tener el dibujo y los mapas mentales, y cómo estos se pueden poner al servicio de la ironía y la crítica social. Isidora Aguirre, con quien compartí muchas veces durante mi adolescencia cuando yo aún quería ser un escritor, y que pacientemente corrigió algunos de mis primeros relatos. De ella aprendí que el artista es un ser social, que se vincula con su época y que habla sobre ella, pero no como una espectadora sino haciéndose parte. Sus obras siempre implicaban largos procesos de investigación donde ella se vinculaba con las comunidades de las que buscaba escribir. Susan Sontag y Rosalind Krauss, por ser quizás de las primeras mujeres lúcidas que tuve acceso a leer en un mundo monopolizado por el pensamiento masculino. Claire Bishop que ha escrito mucho sobre los museos, un tema que cada día me interesa más, en la medida que son estos lugares los que determinan y consagran qué es lo que debemos recordar y a la vez imponen qué es lo que será olvidado. Esto sin contar la manera en que se forman sus colecciones y la procedencia muchas veces turbia y sangrienta de las mismas, sobre todo en el hemisferio norte. Avani Tanya, una artista India, cuya práctica se relaciona con museos y colecciones, al igual que Michael Rakowitz y Kader Attia, todxs ellxs con una fuerte crítica a los procesos coloniales del ayer y del hoy.

Conocí hace poco la obra performática de Coco Fusco investigando para un proyecto, además me gustó mucho su forma de escribir y de narrar su naturaleza migrante y la compleja identidad que se va formando en ella como hija de madre y padre cubanxs, pero nacida en Nueva York. A principios de los años 90 realiza una performance alrededor del mundo, donde simula, junto a Guillermo Gomez-Peña, ser una pareja indígena de una isla del golfo de México, y son exhibidos dentro de una jaula vistiendo trajes típicos. Me interesa el trabajo antropológico, los límites y complejidades de observar a un otro, Lévi-Strauss, Carlos Castañeda y entrevistas que he realizado el año pasado al interior del Museo Británico para un proyecto en desarrollo con las antropólogas Laura Osorio y María Fernanda Esteban Palma, quienes trabajan en el centro de investigación Santo Domingo del mismo museo. Ellxs me han enseñado que el trabajo con una comunidad no está relacionado con lo que yo pueda hacer o el impacto que pueda generar mi trabajo, sino cómo esa comunidad me cambiará a mí para siempre. Debido a esto pienso en Loïc Wacquant, un sociólogo que terminó peleando en una sala de boxeo de Woodlawn para investigar la realidad de este gueto negro de Chicago. También me interesan lxs sociólogxs y su relación con el trabajo de campo. Lxs argentinxs Javier Auyeró y Débora Swistun (aunque ella es antropóloga social) trabajan temas socio ambientales, escribieron Inflamable, estudio del sufrimiento ambiental,  un libro que describe la realidad de una villa de la provincia de Buenos Aires, la cual convive junto al polo petro-químico de la capital. 

Para finalizar y como contraste, me interesa mucho el trabajo de Barry McGee, gringo de San Francisco, cuyo trabajo viene del arte callejero, del hacer y las materialidades, con una puesta en escena a veces (las que más me agradan) muy impactante y sobre cargada. Sus esculturas con vehículos vandalizados o semi destruidos, junto al trabajo del diseñador Ron Arad, me ayudaron a pensar que aplastar un Radiopatrulla de los pacos era posible y hermoso.

¿Cómo han influido en tus procesos creativos y en tus obras?

Cada una de las personas que he nombrado influyen en mayor o menor medida en la forma de llevar a cabo mis proyectos. Creo que muchas de estas personas han llegado hasta mí producto de las investigaciones que estoy realizando, o porque otras personas me las recomiendan a partir de esto. El caso de Auyeró y Swistun fue recomendación del sociólogo Manuel Tironi, con quien estuve trabajando en la zona de Puchuncaví y Ventanas cuando realicé las Décimas Tóxicas y Los Dominados. En el caso de  Wacquant, su investigación siempre me obliga a recordar y tener presente que cuando uno se relaciona con una comunidad, sea de la naturaleza que sea, uno debe intentar dejar de ser un extraterrestre que desciende desde su platillo volador trayendo la buena nueva y convertirse en una materia dispuesta de ser transformada por los demás, incluso a golpes. En Coco Fusco,  se me reafirma la importancia de la investigación, la búsqueda de antecedentes históricos que permiten sustentar nuestro trabajo, le dan raíces, identidad y un sentido a nuestra práctica.

Avani Tanya

Creo que con el tiempo he ido dándole cada vez más importancia a los procesos de investigación, a la búsqueda de antecedentes, los pequeños hallazgos que se hacen significativos porque son únicos, porque aportan piezas al puzzle común y a la vez desarman las narrativas oficiales y hegemónicas. Con el caso de Avani Tanya, Michael Rakowitz y Kader Attia, es distinto, ya que tratándose de artistas visuales, me interesa ver la forma en que resuelven problemas o situaciones que pueden ser similares, incluso a veces puede suceder que piense “esto yo lo había imaginado también” o “este video yo lo quería hacer” y aquello puede ser frustrante en un principio, pero luego me reafirma este sentido del espacio (¿o el bien?) común, donde ya no importa quién ponga cada ladrillo, sino construir la estructura entre tdxs.

Otras imágenes de las obras de Nicolás Grum

Radio Patrulla / Vehículo policial aplastado / 450x220x50 cm / Fotografía: María José López


La ruina de la ruisa, Puerta del sol / técnica mixta / 45x27x30 cm / Fotografía: Luis Navarro

La vida museal de las cosas / Imagen del vídeo en proceso de montaje / 4K